El ojo artista en la casa verde




La casa de  Juanita ( Bretona),  y también de Yin * y Uri ( hincha de Racing)

Yin es la creadora de LA PUNA QUE LOS PARIO.

Es fotógrafa graduada y Jardinera ella dice amateur pero la realidad es que estudio en muchos lugares y emprendedora, Creadora de terrarios curados con ojos de artista y decoradora

La podes encontrar en:
@lapunaquelospario_
La Puna que los pario










Los Saltos de Mocona? No.
El Delta entrerriano? No.
Un barrio alejado en el litoral argentino? Tampoco.
Date por vencidx.

De aberturas altas y estrechas construidas en altura
 para la optimizacion del espacio aéreo.

La naturaleza deja huella en cada vereda.






Estamos donde se amontonan los barrios de Monte Castro, Floresta y Versalles.
En un rinconcito de un conglomerado urbano que ha nacido bajo un plan, darle hogar aquellas personas que por su nivel de recursos era difícil acceder a la vivienda propia sin ayuda.
En el año 1915 el diputado Conservador Juan Cafferata logra enmarcar su proyecto en la ley nacional 9677, el cual impulsa la Comisión Nacional de Casas Baratas, la que fue una institución pública que buscaba combatir la escasez de vivienda obrera en la Argentina. La comisión trabajo únicamente en Buenos Aires y construyo edificios de departamentos como barrios de casas unifamiliares, brindando créditos hipotecarios a bajo costo para que sea de fácil acceso el sueño de la casa propia.
Buenos Aires por aquella época, transitaba una crisis habitacional, debido a la gran  inmigración siendo los conventillos los lugares en donde por su bajo costo  de renta  los trabajadores buscarían alojarse en magnitud.
La comisión de casas baratas busco descongestionar estos lugares y así nacieron barrios como El Rawson, el Cafferata, y este rincón de Buenos Aires  que se caracteriza por sus casas en altura y el verde de sus veredas.
Siendo viviendas unifamilires que por lo general albergaban a la familia extensa  desde abuelos a nietos,  las viviendas de este rincón se caracterizan por ser estrechas y ganar capacidad en altura varios pisos que otorgaban cierta independencia a las familias convivientes .
Tiempo después algunas de estas  casas fueron recicladas, reformadas y divididas para ser habitadas por diferentes familias.
“Altas y finitas” se muestran solemnes, de veredas angostas y abarrotadas de plantas, algo así como la idea de , no pasar por aquí ser humano extraño.  Estas casas se muestran oxigenadas y rodeadas de verde.

La casa de Uri y  Yin “ la puna” poco tiene de puna y mucho tiene de selva.




Este es el patio de adelante o el " pulmón " que te recibe antes de entrar a la casa.
Allí se asolean y se adaptan  las plantitas que Yin trae del vivero y luego las acondiciona para armar los Terrarios de la Puna,
Muy seguido le tocan el timbre para comprarle los sillones, las plantas, todo lo que ronda por acá es lindo es fácil caer en la tentación del timbrazo.



Yin es panza verde con infancia en Entre Ríos, nieta de una abuela Dora cacharrera amante de los gajos, una abuela que sobrevuela por los rincones de la casa dejando en cada lugarcito una pizca de inspiración.


Hola recibidor! este espacio conecta la cocina con el living y cuarto,
ademas de ser el espacio de bienvenida desde la calle.

El Mueble de campo fue reciclado por Yin incluye pintura y papel.
Si sos Marie Kondo o amante del wengue no entres! ajajaja.
Acá manda el cacharro el color y la madera antigua.



Esta casita fue remodelada en casi su totalidad, de una cocina oscura y con una escalera en el medio se paso a un oasis de color que conecta con un patio que intenta a la fuerza dejar de estar afuera para integrarse a los metros cuadrados cubiertos.
Yin y Uri heredaron esta casa, fue un lugar lleno de amor, pero necesitaban sentir que ese nido les iba a pertenecer únicamente a ellos, buscaron colores, pensaron los muebles, vinieron las plantas y todo se fue acomodando, para transformarse en un refugio urbano con identidad única.

Desde una suculenta cualquiera hasta un mamón hecho de semilla, acá habitan ejemplares de distintos ecositemas y son felices.
El balde enlozado fue un hallazgo en una feria de Mar del Plata .
Son difíciles de conseguir porque justamente como colectaban agua se oxidaban fácilmente.


La ventana comunica con el living de la casa ,
son las originales tienen casi 100 años.







En la Casa de Yin y Uri no hay afueras ni adentros, hay vegetación y vida adecuada a las características de luz y sombra de cada integrante de la selva.
La magia de este oasis radica en sus espacios porque si bien son reducidos el desafío fue integrar primero el pasado, el presente y el futuro.
Yin , Uri y Juanita Bretona venían de ser inquilinos en una casa también del barrio de casas baratas pero con una terraza gigante y más metros cuadrados, en esa terraza nació la Puna, antes de que todo fuera una gran verde.  Yin formaba parte de una feria de ropa vintage, que tenía como locación muchas veces su terraza y allí la gente se enamoraba de las plantas y de la inspiración abuela Dora. 
De ahí entonces y de su hermosa mirada, de fotógrafa así como  aplica su sensibilidad  a la estética de cada acto de darle vida a una maceta, lo hace con la deco de su casa como lente y terrario gigante.
El desafío del pasado fue integrar todos los muebles, plantas de su casa con terraza gigante alquilada  a su nueva casa propia , pero mucho más pequeña y lo lograron. Pero no así nomás, lo lograron con éxito.
En esta casa, que escala los cielos afincada en una calle con nombre de árbol, se respira madre tierra.



La cocina el punto de reunión
mates con vista al patio, plan perfecto.





Este rincón de la cocina es encantador porque
conozco la historia de los cacharros. Ese azulejo se lo regale a Yin, salio de una casa de sanitarios de Chiozza, donde muere San Bernardo y nace Mar de Ajo.
El lugar era deprimente sin arboles, veredas rotas, sol calcinante de verano en el cemento  y un vendedor casi dormido que vio como una gran hazaña venderme esos azulejos de los años 70s.
Lo que nunca se imagino es que iban a quedar tan lindos! Toma para vos descreido! y planten mas arboles en el Partido de la Costa , porfa!

El futuro esta puesto en un pueblito de Santa Rosa de Calamuchita en donde Juanita Bretona es feliz tomando sol en Clorofila, la casita de adobe que poco a poco va tomando forma para recibirlos en sus nuevos días lejos de la ciudad para volver a ser un poco panza verde, o espinillo verde o panza de peperina o como se les diga a los amantes del Valle de Calamuchita.




Desde el living el patio tampoco pide permiso y se asoma caprichoso, no hay color que falte, no hay aire que no se respire.  No creo que exista un ambiente protagonista, en esta casa la conjución es la impronta, el hilo conductor de color y vegetación apela a que la casa se vea mas extensa , uniformada en una misma linea, la de la oasis.






Desde este rincón Yin trabaja en la parte virtual de su emprendimiento; Sube las fotos a su cuenta de instagram desde su cámara, diseña los balcones exteriores que tomaran vida en la casa de sus clientes y prepara futuros workshops!



Quizá entonces esta sea una casita por unos instantes, pero no de transito porque se le dedica todo el amor del mundo y la conjunción del ojo de Yin fotógrafa está allí entre sus verdes y  sus cacharros perfectactamente fusionados en una estética inigualable.
Las casas de la Comisión de Casas Baratas se caracterizan por tener aberturas altas para alcanzar todos los rayos de sol, porque suelen ser angostas también tienen  pisos de pinotea en los cuartos y celosías , además de un pequeño “patio “ o pulmón delantero.
Esta casa de 2 patios, 1 cuarto, cocina y living te remite a un viaje con varias conexiones, el delta, una casa de campo de abuela, el patio de una estación de tren de pueblo y también al Buenos Aires de Cortazar que también habitó en el barrio Rawson un edificio de la Comisión de casas baratas. 
Todos los objetos que acunan los verdes de Uri y Yin cuentan una historia, la mesa francesa del comedor encontrada en la calle y restaurada por ellos, enlozados de anticuarios, ferias y  mercados de pulgas y una hermosa colección de latas antiguas que están por todos lados.
Mientras Yin cursaba la carrera de fotografía  se escapaba en los recreos, así como otras nos escapábamos al patio de Puan para comer pan relleno junto al pino, ella se perdía entre los laberínticos pasillitos del mercado de pulgas de Buenos Aires al que tenía muy a mano, imposible que volviera con las manos vacías.
Todo es historia y charlable en esta casa, nada esta porque sí. Todo tiene un porque.
Hay poco Rojo porque Uri es hincha fanático de la academia, entonces rojo en pocas dosis por favor.
Porque reina la tranquilidad de siesta de verano, el patio mojado por las regadas de mañana, el mate enlozado junto a su pava azul, Juanita hecha un bollito en algún rincón, la calma del ojo mágico que sueña con las montañitas  alrededor de su casa de adobe y la esencia de la Abuela Dora , que acuna todos los verdes y los secretos de como ser feliz respirando la sencillez de la vida.


Exteriores













Cocina










Baño y Dormitorio










Living










Ellxs!





;

Gracias URI , YIN Y JUANITA por dejarnos vibrar su universo verde!


Textos; María Fernanda Pérez ( rosachina- Mercadito Vintage)
Para Comunidad Cacharrera.

rosachinadeco@gmail.com

La casa de Yin

La Puna Que Los Pario
lapunacactus@gmail.com

Fotos, todas las fotos pertenecen a Yin " la Puna" 
( exceptuando las 3  iniciales barriales  pertenecientes a Ma. Fernanda Pérez)







Comentarios

Entradas populares