Un Cielo de quichicientos colores!




“Me tomó cuatro años pintar como Rafael, pero me llevó toda una vida aprender a dibujar como un niño”.
Picasso

.


Te regalo un guisito de lentejas, olorcito a leña y frío patagónico.
Te regalo, mates en el lago, florcitas amarillas y montañas nevadas que te saludan en cada amanecer.

En realidad no te lo regalo yo, te lo regala Cielo y Juanchu que nos abren las puertas de su mundillo explotado de colores y cacharros, un nidito del sur  donde la creatividad se aparece así de golpe y te cachetea como el aire gélido en invierno cuando abrís la puerta . Ah !, no te conté, estamos en Bariloche, allá arriba respirando Amancays y el amarillo de las retamas en flor.


Bienvenidos

      Yo te cielo!

Cielo tiene bolsillos de caja de pandora, de allí puede salir cualquier cosa:  ideas, caprichos, locuras, obras de arte,  proyectos, pero lo que se le cae a rolete es la alegría.

Es la segunda vez en su vida que se prepara mate para ella sola y se pregunta si ya es adulta, ojala que no! Que sea niña de sol como lo es ahora y que reparta chispas de inspiración por doquier, mejor sí ! Que crezca así algún día  la podemos elegir como nuestra presidenta. ajaja! 


Los mates de la vida adulta 



     Cielo es profesora de Artes Visuales y Teatro pero lo de peinarse no la convence, lo de planchar el guardapolvo menos y el tema de horarios y compromisos no le convencen ni una pizca .

    Yo creo que Cielo, aprendió  a ser Cielo de su abuela ;  que cuando ambas vivían en Pehuajo, abuela la visitaba en Remis, llevaba de regalo flores de su jardín y empaquetaba tortitas con forma de animalitos que por lo general se trasladaban en bolsitas re utilizadas de azúcar, casi siempre la abuela además llegaba con algún cacharrito de su cocina de regalo.
Sin duda hay que estudiar la materia abuela, porque la sencillez esta ahí;  la sabiduría reina en una  bolsita de azúcar. 



Esta foto, es de la cocina que Cielo y Juanchu habitaban en Pehuajo, estas visitas de abuela le pusieron un moño al sentir amoroso que hoy inunda el ranchito de Bariloche.



La casa de Cielo y Pochi es una casa de abuela, hay calidez , hay cacharros, hay serenidad.
Cielo, hace pan dulce por teléfono, bajo las ordenes de mamá. Solo tardo 7 horas en desarrollarlo.
Y sabes que? Me conto Teodoro, su mascota , que una vez invito a sus amigas a comer un guiso de lentejas y le puso legumbres de lata.

   Shhhh. ( le prometí al gato no revelar el fraude)

Amigos en casa que esperan el afamado guiso de lentejas


      Bariloche- Pehuajo

 Llegaron a Bariloche desde Pehuajo, y lo primero que quiso traer Cielo a su nueva casa fue algo totalmente innecesario, una lámpara en forma de casita, porque no importa si faltan platos, abrigo o cortinas, una casa  cacharrera es feliz cuando aparecen los cacharros caprichosos que la distinguen como tal.

 Así que definamos esencial, por favor; como aquello que hace que nuestros nidos brillen y nos atrapen en sus garrras hogareñas,  despilfarrando calidez y emoción.

     La mudanza obviamente no fue en un flete.

     Se hizo en la poderosa, este medio de trasporte no es nada más y nada menos que una mini casa cacharrera rodante réplica de la casa terrestre afincada actualmente en la  Patagonia. ( es una replica pero primero llego la Poderosa y después el ranchito del sur, pero la alegría es un hilo conductor en el estilo deco de Juanchu y Cielo)

     Rebobinemos y como solía trabajar en mis historias clínicas de Estimulación temprana, vayamos a la pre historia del vínculo, en este caso el de Juanchu, Cielo, La poderosa y el nido de colores patagónico.

     Cielo y Pochi  se conocían desde siempre porque Juan era amigo del hermano de Cielo ( culebrón ja)

     Parece ser que un día se dieron cuenta que soñaban las mismas aventuras, y arrancaron con flechazo , casa ,Traficc tuneada, todo, todo junto. 

     El sueño de ambos consistía en y se realiza hoy viviendo del arte y viajando.  
     Básicamente tienen un presente soñado.

    La historia arrancó en Pehuajo y no fue lenta como Manuelita, todo lo contrario, fue intensa y amorosa.Para viajar había que recaudar fondos y lo hicieron entre otras cosas vendiendo los objetos que habitaban su casa.


Su plan ya en Pehuajo era enloquecer al pobre Juanchu, ojo que Cielo Rotula y dibuja todo lo que se le cruza.


 Así nació la Traffic Nido que como la moto que lo llevo al Che a recorrer América , se llama La Poderosa, viajaron a la Playa, a encuentros nacionales de artesanos, ferias , etc.

   Allá andaban ellos, por todos lados , en realidad.

  En Pehuajo se habían armado un tallercito, la gente ya los conocía y se acercaba a comprarles sus obras, todo iba genial, hasta que les pico el bichito Patagónico y decidieron rumbear al sur.

 Bariloche los recibió cacharreramente con una casita sencilla .



La Poderosa por dentro, lluvia de color.




La cocina de la Poderosa, ayyyy me arrancó todos los suspiros!





A soñar en la Poderosa!

Hola Lindos!

La poderosa en los pinceles de Cielo.


   Los colores se pintan en Bariloche

 Acá no hace frío, porque este ranchito de artesanos esta abrigado con recuerdos de la infancia, porque allí conservan a algunos de sus juguetes, se asoman cacharros de las abuelas, y fuentes que sirvieron canelones pero de anónimos ex dueños. ( que fueron encontradas por ahí)  Los chicos son adoradores de San Ciruja, así que han sido bien
recompensados.

Resulta que se apretujan en el taller porque ambos lo usan para sus creaciones,ah porque no te conté que Juanchu también es artesano, trabaja con metales y hace cosas maravillosas, Fusión metales , es el nombre de su emprendimiento.

Pero como si fuera poco con el ranchito patagónico, el taller y la camio casita cacharrera, también se le suma a sus espacios amorosos una mini cervecería que también se llama La Poderosa , Así como Teodoro es la mascota mimada por cielo, la cerveza es la mascota mimada de Juanchu .

( poderosa es la energía que acunan para llevar a cabo tantos proyectos maravillosos)


La mejor noticia fue saber que la dueña de la casita que alquilan les dio luz verde, roja, amarilla, bueh todas las luces para que lo intervengan a su antojo, y una que yo conozco no perdió ni un minuto de tiempo.


Cocina intervenida!


 Y a dormir la siesta!


La casa de Cielo y Pochi es así, a veces pide a gritos que le pinten una pared de azul, otras los objetos son los que le gritan a Cielo que los intervenga, y  no suele negarse, por eso a veces se atrasa con el trabajo, bueno , es que cuando una casa  grita hay que escucharla, porque es allí donde nos construimos, donde soñamos, donde nos hacemos chiquitos  cuando nos invade la tristeza, donde nos abrazamos para conectar con nuestra mas profunda intimidad, nuestra casa nos abriga, nos proteje y nos sonríe
.
La conexión que existe con San Ciruja es tan profunda que Cielo la transformo en estampita.




y no es para menos, el ultimo hallazgo fueron unas latas de Te soñadas, pero el más amoroso estaba guardado en los cajoncitos de un mueblecito en desuso que compraron en un hotel.

El mueble tenia un millón de puertitas algunas abiertas, otras cerradas y otras cerradas con llave pero sin llave a la vista.

   Finalmente las puertas cerradas con llaves sufrieron  gracias a la ansiedad un ataque forzoso que llevo a la abertura de una forma rodeada de templanza, ja!  

En una puerta había mil millones de llaves, en otra, un celular viejito, cuando lograron prenderlo encontraron un vídeo de una panza moviéndose como si bailara, cuenta Cielo y la foto siguiente era de la bebita ya nacida.  

El último mensaje que había recibido el celu era de julio de 2016 ….Por supuesto que Cielo viajo a su interior, para recordar que andaba pasando por aquella época en su vida y se dio cuenta que hacia solo 2 días “ que andaba con Juanchu” en aquella fecha….

Saben qué? Los chicos lograron comunicarse con los dueños del celu y en un tiempo seguramente pasaran a buscar la pobre chatarra tech porque anda lento y esta viejito pero guardo durante dos años y medio en un mueblecito de hotel la primera foto de su bebé que supieron que se llama Paloma.

San Ciruja no solo los conecto con la oportunidad de tener este objeto precioso, sino les regalo una historia de amor , les llevo a sus manos artesanas la posibilidad de
comprender que a veces quien tenga que llegar , llega en el momento justo.




Mueblecito con sorpresa


Escribir estas líneas, y bucear en las charlas con cielo, mirar su mundo, por momentos me llevaron a creerme inmensa en un cuento de María Elena Walsh, siento que si apareciera por acá Dailan Kifki pidiendo una sopita de avena hubiese estado perfecto..

Y no hay mejor cierre para estas líneas que se están terminando de definir  en la madrugada que la aparición de Margarita en la cocina mientras escribo , mamá  : soñé que me comía una banana, esta fue una noche mágica.

Así es gracias por permitirme  conectarme con mi lado más lúdico, gracias por la magia Pochi y Cielo.

El día que Rosachina tenga su libro sera Cielo la que le haga " todos los dibujitos".


ME DIJO LOCA

Hace unos días me peleé con mi casa. Nos agarramos feo. Yo le dije que no había espacio para nada, ella me gritó que todas las boludeces que ocupan lugar las traje yo. Le pregunté si estaba haciendo a propósito eso de romper canillas, caños y picaportes y la muy atrevida dijo que si no le damos una mano, sola no puede. Le dije fea, me dijo tonta. Le dije chirimbolera, me dijo "mirate al espejo". Le dije -¡BASTA! nos vamos de acá- y se hizo un silencio de tumba. 
La casa que nos recibió cuando llegamos a la nueva ciudad, la que dejó llenarse de colores, la que nos protegió del invierno nevado estaba por primera vez, muda. 
Durante unos días me hice la dura también; si ella no respondía yo no le compré lucesitas nuevas, ni le agregué fotos, ni le cambié el color de la pared. ¡Ni una plantita verde le colgué! 

Ayer me llamó una amiga gritando de felicidad porque vamos a ser vecinas, viene a vivir al lado nuestro. 
No sé qué onda nuestra casa, pero hoy se despertó más hermosa y espaciosa que nunca. Estoy corriendo a comprarle adornos.


El Patio de la Casita






"En la esquina de casa hay un campito divino, que en invierno es alta pista para el trineo y en primavera se llena de flores"

Bendita Patagonia, tan cambiante y tan inspiradora! pura vida!


Cocina y estar ( muy bien)



















Taller y Mezcladito















Cielo Paez  es artista , crea personajes y los trasforma en logos, muñecos ó laminas. 
Es ilustradora y además escribe de lindo!
La autoproclamo la reina de las Calaquitas!
Es una creadora! hacedora de universos!
y si estas por el centro Cívico de Bariloche, date una vuelta por la feria así la conoces a ella a Pochi y a todos sus personajes.




Contacto: 
IG cielo_paez.av
cielopaezav.wix.com/cielopaezav
mail: cadalococonsutema0@gmail.com


Todas las fotos e ilustraciones son propiedad de Cielo Paez.
Textos Maria Fernanda Pérez ( Rosachina) a excepción de " Me dijo loca" , autoria Cielo Paez
IG @rosachinadeco
rosachinadeco@gmail.com

















Comentarios

  1. Que divino todo!este verano voy por Bariloche,y seguro la busco en la feria!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario